Materiales y acabado

como elegir el mejor MATERIAL

La elección del mejor material para una determinada aplicación depende de muchos factores, como la resistencia, durabilidad, estética, costo, etc.

El acero inoxidable es una excelente opción para partes exteriores en las que el diseño es una prioridad, ya que es resistente a la corrosión, a los productos químicos y conserva una apariencia brillante y elegante.

El acero galvanizado es una opción económica para partes que están expuestas a la intemperie, normalmente se utiliza para el cerramiento de una finca, o para utillaje o herramienta varia.

Por otro lado, el aluminio ya sea anodizado o no, es una buena opción para proyectos de alto rendimiento que no soporten altas cargas de trabajo y que se requiera un peso liviano de la pieza.

El último ejemplo, es el acero corten, un material resistente a la intemperie, con un acabado único y característico, por su aspecto anaranjado cuando se oxida (entre 12 y 18 meses de manera natural).

 Este oxido, al contrario de lo que mucha gente piensa, lo que hace es proteger al acero mientras no esté en contacto constante con agua.

Por lo tanto, para elegir el mejor material para una aplicación específica, es importante evaluar todas las variables mencionadas anteriormente.

 

Materiales

¿que tipo material puedes eleguir?

Acero inoxidable (INOX)

El acero inoxidable es un material muy resistente y versátil, con una gran variedad de usos industriales.

Está compuesto principalmente por hierro, cromo, níquel. Esto lo hace resistente a la corrosión, a la oxidación y la intemperie, lo que lo hace ideal para la fabricación de productos que requieren una alta resistencia.

Además, el acero inoxidable es fácil de grabar, cortar y soldar con láser, lo que lo hace ideal para la fabricación de productos de precisión.

Por estas razones, el acero inoxidable se ha convertido en un material muy popular para usos industriales.

Como su propio nombre indica no se oxida.

Acero galvanizado

El galvanizado es el proceso electroquímico por el cual se puede cubrir un metal con otro.

En este caso, el zinc se une químicamente al acero mediante una reacción química metalúrgica de difusión entre el zinc y el acero a una temperatura de 450º C.

El acero galvanizado es un material de gran durabilidad y resistencia. Se trata de una capa de zinc aplicada sobre el acero, con la finalidad de protegerlo de la corrosión. Esta técnica es muy utilizada en la fabricación de estructuras metálicas, como por ejemplo en la construcción, la industria automotriz y la industria naval.

Además, el acero galvanizado es ideal para el plegado, el corte y el grabado con láser, gracias a su excelente resistencia a la abrasión y a la fatiga.

Acero al carbón

Conocido como acero de construcción, su principal componente es el carbono, y además posee hierro y manganeso. Es flexible, por lo que puede obtener cualquier forma.

Chapa descapada

Es un tipo de chapa de acero laminada en caliente que ha recibido un tratamiento de decapado posterior al laminado el cual consiste en eliminar la capa superficial de una chapa metálica para mejorar su aspecto, aumentar su resistencia a la corrosión y facilitar la adherencia de pinturas y/o recubrimientos. 

Esta chapa se caracteriza por su superficie suave y brillante, por lo que se utiliza para fabricar productos que requieren acabados de alta calidad.

Esta chapa se obtiene a través de un proceso químico que consiste en sumergir la chapa en una solución ácida, lo que permite remover la capa superficial sin afectar el núcleo del material. Una vez decapada, la chapa se deja secar y se aplica  un tratamiento superficial para aumentar su resistencia a la corrosión. 

Chapa blanca

La chapa blanca es un material clásico, con alta resistencia mecánica, resistente, económico y versátil que se usa en una gran variedad de proyectos

Está hecha de una aleación de acero de alto contenido de carbono, lo que le confiere resistencia a la corrosión y a la oxidación.

La chapa blanca está recubierta con un revestimiento en polvo que le da un acabado resistente y brillante.

Chapa negra

La chapa negra es una aleación de hierro y níquel con propiedades especiales,  material utilizado comúnmente en la industria para realizar trabajos de metalistería.

Está formada por una lámina de metal laminado de un grosor de 0,5 a 2 mm, generalmente de acero al carbono.

Esta lámina se somete a un tratamiento térmico que la endurece y la hace resistente al desgaste y a la corrosión. Su color característico es el negro, por lo que es fácilmente identificable. Además, su superficie es lisa y brillante, pudiendo estar satinada para mejorar su acabado. 

Esta chapa se suele usar para fabricar muebles, estructuras metálicas, objetos decorativos, etc.

Esta aleación es conocida por su alta resistencia a la corrosión, lo que significa que puede soportar condiciones climáticas extremas como el calor, el frío, la humedad y los rayos UV

 

 

Aluminio anodizado

El aluminio es un metal liviano, de color blanco plateado, buen conductor, con gran resistencia a la corrosión, por lo que es ampliamente utilizado en la fabricación de productos como estructuras, paneles, puertas, ventanas, incluso de elementos decorativos.

Estas características hacen del aluminio un material ideal para una variedad de usos en la industria. 

El aluminio se puede, plegar, grabar y cortar con láser. El aluminio no se encuentra nunca libre en la naturaleza y se extrae principalmente de la bauxita.

También se puede soldar y se puede doblar fácilmente para adaptarse a la forma deseada. El aluminio es un material versátil y resistente que ofrece una excelente relación calidad-precio, por lo que es una opción popular para una variedad de proyectos.

El aluminio anodizado se consigue mediante un proceso electroquímico, en el que el aluminio se sumerge en un baño ácido para formar una capa fina protectora donde aparece el color, que varía en función de la corriente y el tiempo aplicado (en el caso del ejemplo queda en color oro).

Esta capa aumenta la resistencia a la corrosión del metal, además de proporcionar una atractiva apariencia.

El aluminio anodizado puede adquirirse en una variedad de colores, como plata, negro y bronce, y se utiliza principalmente en aplicaciones arquitectónicas, industriales y de decoración.

El aluminio anodizado es un producto ecológico y resistente, por lo que su uso se ha extendido por todo el mundo.

Nuestro favorito para grabar es el negro, ya que tiene una esencia especial.

Anodizado plata

Anodizado oro

Elección material

¿a que afecta?

Peso y Resistencia

Factor determinante para según qué necesidades. Mientras, el aluminio resulta hasta un tercio más ligero que el acero, este último es sin duda mucho más resistente que el aluminio, por lo que a lo largo del tiempo es más duradero y menos deformable; soporta mayores pesos, tensiones y temperaturas que el aluminio.

Conductividad

La conductividad es una propiedad física de los materiales que mide su capacidad para conducir la energía térmica o eléctrica. 

El acero y el aluminio son dos materiales que se caracterizan por tener una alta conductividad. El acero es un material de alta conductividad térmica, lo que significa que se calienta y enfría rápidamente. 

Por otro lado, el aluminio es un material de alta conductividad eléctrica, lo que significa que conduce la electricidad con facilidad. Estas características hacen que el acero y el aluminio sean materiales muy útiles en muchas aplicaciones industriales.

Corrosión y oxidación

El aluminio ofrece una resistencia a la oxidación y a la corrosión mayor a la del acero, aunque con el paso del tiempo y temperaturas extremas pueden forzar  pérdidas de material. 

En este punto el INOX (o acero inoxidable) es el rey puesto que es el que mayor resistencia ofrece al agua/humedad.

Espesor

Es importante definir el grosor del material ya que en función del mismo obtendremos un mayor o menor peso, resistencia a impacto o deformidades, todo ello determinado su acabado y sus diferentes propiedades mecánicas una vez ensamblado.

Nuestros grosores para láser van desde 0,4 mm hasta 2mm de espesor. En plasma podemos llegar hasta los 20mm.

Acabados

¿que acabado eleguir?

Bruto o desnudo:

El más económico, permite que el cliente decida que hacer posteriormente con el producto; puede dejarlo así (en el color original del material, normalmente acero gris), oxidarlo o tratarlo como mejor le parezca ( pintura al horno, a brocha, spray o cubrirlo con vinilo, madera entre otros).

Pintura al horno (Sólo para chapa) :

Ofrecemos la posibilidad de entregar el producto en diferentes colores pintadas al horno. Encarece el producto pero da un acabado más profesional, con posibilidad de pinturas para interior o exterior.

INOX:

Este tipo de acero no requiere ningún tratamiento puesto que ya posee previamente un acabado de al menos 10,5% de cromo. 

costes

¿a que afecta?

Un aspecto importante a tener en cuenta es la cantidad y costes de producción.

A mayor número de unidades a producir, menores serán los gastos de producción, lo que se traduce en un producto final más económico.

GRABADO

¿SE PUEDE GRABAR EN METAL?

Por supuesto que se puede, y nosotros podemos grabarlo para ti:

El Grabado Laser en Acero es una de las técnicas más utilizadas para aplicar textos, logotipos y otros motivos en piezas de acero sin importar el nivel de detalle. El proceso de grabado se realiza con láser, lo que significa que se pueden grabar áreas muy pequeñas con una precisión extrema

El grabado láser en acero es un proceso rápido que produce resultados duraderos. Esta técnica de grabado es una forma muy eficaz de marcar la superficie de piezas de acero sin dañar su calidad ni su estructura, pudiendo realizarse estampas de manera personalizada, lo que busca un elemento diferenciador.

Esta técnica también ofrece variedad de colores y tonos diferentes para lograr el efecto deseado en función al metal tratado, ya que no conseguiremos mucha gama de color en un aluminio, pero sacaremos dorados, azules y morados sobre superficies de acero inoxidable y chapa.

Además, el grabado láser en acero es una técnica no tóxica y respetuosa con el medio ambiente. El láser no utiliza tintas, tintes ni otros productos químicos tóxicos para grabar.

Esta técnica también es una forma económica, ya que el costo de la grabación láser es mucho menor que el de otras técnicas de grabado.

En conclusión, el grabado láser en acero es una técnica eficaz, rentable y ecológica para marcar la superficie de productos de acero con precisión y durabilidad. Esta técnica ofrece una gran variedad de colores y tonos para lograr el efecto deseado.